Síguenos en

Sígue a Vive Campoo en facebook Sígue a Vive Campoo en twitter Sígue a Vive Campoo en youtube

Los otros campurrianos | Campoo

La reina del río

Sección semanal sobre la fauna y la flora autóctona

La reina del río
La reina del río
Anterior imagen Siguiente imagen

Ejemplares de trucha común pescados en Campoo. Fotos de Rubén Alonso Gutiérrez.

Jonathan Rodríguez Ramiro, biólogo | 03/04/2014

Reducir el tamaño de la letraAumentar el tamaño de la letra

Las primeras nieves ya comienzan a derretirse y la temperatura sube ligeramente, una señal apenas perceptible pero que propicia la eclosión de miles de ninfas y mosquitos.

Entre todas, una tiene brillos metálicos y se mueve unida a la línea, se posa sobre la corriente y la pintona, ávida de alimento, sale a cogerlo, lo traga y justo en ese momento se da cuenta del ardid. Un salto sobre la corriente y el consiguiente tirón de la línea... en ese momento el tiempo se para en el río y pescador y pez ponen a prueba su pericia.

La pintona o más comúnmente llamada trucha común (Salmo trutta morfo fario) es un salmónido de agua dulce por todos conocido que presenta, como características más llamativas, manchas negras y rojas, generalmente rodeadas de un ocelo blanco, por toda la zona dorsal así como una aleta adiposa situada entre la aleta dorsal y la cola, que en las poblaciones cantábricas puede mantener un color anaranjado a lo largo de toda la vida. Los adultos raramente superan los 50 cm de longitud (media de 20-35 cm) y llegando a superar los 2 kg. (media de 150-250 gr.) en algunos individuos.

La alimentación varía con la edad por lo que los juveniles hasta unos 12 cm basan su dieta en invertebrados y larvas de insectos. A partir de estas tallas los peces pasan a formar parte su dieta (ictiófaga) aunque no desaprovechan las abundancias estacionales de insectos en sus diferentes fases.

Hay una utilización diferencial del río, apareciendo los juveniles en tramos altos del río con corrientes y asociados a zonas de cantos y bolos mientras que los adultos prefieren zonas de menor corriente en los que la vegetación de ribera y las piedras de mayor tamaño las propicien refugio. Otra característica diferencial es el aprovechamiento de diferentes profundidades siendo los adultos los que eligen pozos y mayor profundidad en el río. Un caso especial en los ríos cantábricos lo supone el "reo" (Salmo trutta morfo trutta), una población de truchas que pasa parte de su ciclo vital en el mar y vuelve a los ríos a desovar, pudiendo reproducirse con la población sedentaria de truchas.

A finales de otoño, principios de invierno la hembras, generalmente mayores de dos años, comienza a preparar un nido entre la grava, este consiste en una pequeña depresión. Cuando esta se muestra dispuesta a la reproducción los machos se colocan paralelos a la hembra y mientras esta expulsa los huevos sobre el nido de grava los machos intentan que su esperma los fertilice. Las peleas entre machos se suceden en torno a la hembra aunque uno de ellos intentará ser el dominante y por lo tanto pasar sus genes a la siguiente generación.

Una vez concluida la puesta o "freza", que puede llegar a ser de hasta 1000 huevos, la hembra lo cubrirá todo de grava con coletazos sobre el fondo. Esta puesta eclosionará la primavera siguiente y proporcionará una nueva generación de alevines de los cuales un porcentaje bajísimo llegará a la edad reproductora.

En el ciclo vital de las truchas la reproducción se muestra como un momento muy delicado ya que precisan de lechos de gravas y limos no alterados, hecho que parecen olvidar en muchos casos las administraciones al permitir pisotear con maquinaria y alterar estas zonas críticas para la especie.

La protección de especies autóctonas está fuera de toda duda y más en el caso de la trucha común, que representa un icono de nuestros ríos y que se ve sometida a múltiples presiones como son; los vertidos al río, la introducción de especies alóctonas y la modificación de caudales entre otros.

Por último os dejo con estas líneas de un muy buen libro que leí hace mucho y que me recuerda a muchas tardes agradables de primavera en las riberas de Campoo y Valderredible.

..."lo único que debe hacer la caña es levantar del agua la línea o sedal, el líder y la mosca, darles un buen tirón por encima de la cabeza y luego lanzarlos hacia adelante de forma que se posen en el agua, sin producir el menor chapoteo, por este orden: mosca, líder transparente y línea..." Norman Maclean. "El río de la vida".1976.

Puesta de truchas en el lecho del río.

Categorías:

Enviar noticia
Vive Campoo | Noticias, fotos, vídeos, turismo, servicios

El corazón de Campoo. Noticias, fotos y vídeos
© Objetivo 35 milímetros, S.C