Síguenos en

Sígue a Vive Campoo en facebook Sígue a Vive Campoo en twitter Sígue a Vive Campoo en youtube

Actualidad | Campoo de Yuso

Detectan conchas de almeja asiática en el Pantano del Ebro

La especie, considerada invasora, produce graves alteraciones en los ecosistemas acuáticos

Detectan conchas de almeja asiática en el Pantano del Ebro

Vive Campoo | La Población | 27/04/2017

Reducir el tamaño de la letraAumentar el tamaño de la letra

Recientemente se ha detectado en aguas del Embalse del Ebro, en la localidad de La Población de Yuso, conchas de almeja asiática (Corbicula fluminea). Esta especie exótica invasora es característica de los ecosistemas acuáticos de agua dulce y originaria de Asia, África y Australia. Su expansión se ha realizado por amplias zonas del planeta asociada al comercio global, la agricultura, las actividades recreativas y el transporte. Como el resto de especies invasoras, produce graves alteraciones en los ecosistemas acuáticos e impactos económicos en las zonas que coloniza, siendo uno de los principales problemas medioambientales a los que se enfrenta la comunidad científica.

Tiene un tamaño entre 3 y 5 cm de longitud y valvas ovaladas de consistencia dura, con estrías de crecimiento muy marcadas. Presenta una coloración normalmente en tonalidades marrones, verdosas y amarillentas. Se trata de una especie de crecimiento rápido, pudiendo llegar a vivir hasta 7 años.

Habita fondos de arena de arroyos, ríos y lagos de aguas claras y bien oxigenadas, si bien no tolera bien las aguas muy contaminadas. En general se trata de una especie de rápido crecimiento, madurez sexual temprana, ciclo de vida corto y alta fecundidad.

La primera documentación sobre su invasión la sitúa en la costa del Pacífico de Estados Unidos a principios de los años 1920, posiblemente introducida por los inmigrantes chinos. En España fue detectada por primera vez a principios de los 80 en la cuenca del río Miño. Más tarde se expandió por las cuencas del Ebro, Guadiana, Duero y cuencas internas de Cataluña.

Más concretamente, la primera referencia en territorio español data de 1981; en 1989 fue citada en el río Miño, en 1990 en Cataluña y en 1999 en la cuenca hidrográfica del Duero en el Canal de Guma, provincia de Burgos. Actualmente, está presente en casi todas las cuencas hidrográficas de España.

En el Ebro, la primera colonia se detectó en el 2002, en el embalse de Mequinenza. Más tarde, en el 2005 se confirmó su presencia en otros pantanos y un año después en el Canal Imperial. Desde entonces, se ha extendido por toda la cuenca.

Presenta una elevadísima tasa de crecimiento, su gran potencial reproductor, una única almeja puede liberar más de 100.000 larvas en su vida, alcanza la madurez sexual de manera temprana y su capacidad de dispersión asociada a actividades humanas, la convierte en un invasor de gran éxito en las aguas donde es introducida. Es muy resistente a los cambios de temperatura. Compite por el espacio y el alimento con los bivalvos dulceacuícolas nativos. Su alta tasa de filtración y su alimentación pedal hace que pueda alterar los niveles de fitoplancton de un ecosistema. Diversos trabajos en Alemania y Bielorrusia, han propuesto que, al tratarse de un organismo filtrador, puede mejorar la calidad de las aguas, al mejorar su claridad, fomentando de esta manera el crecimiento de plantas acuáticas hidrófitas que crean y estructuran hábitats para la pesca y la vida silvestre fluvial.

Desde el Ayuntamiento de Campoo de Yuso se recuerda la existencia de una Estación de Desinfección de Embarcaciones en la localidad de Corconte y de la existencia de protocolos oficiales para el control de las Especies Exóticas Invasoras.

 

Categorías:

Enviar noticia
Vive Campoo | Noticias, fotos, vídeos, turismo, servicios

El corazón de Campoo. Noticias, fotos y vídeos
© Objetivo 35 milímetros, S.C