Síguenos en

Sígue a Vive Campoo en facebook Sígue a Vive Campoo en twitter Sígue a Vive Campoo en youtube

Análisis

"En 10 horas entró en el Pantano del Ebro más agua que la que se distribuye en toda Cantabria durante 5 meses"

Interpretación de los datos en las inundaciones de la Comarca y Reinosa por parte del ingeniero técnico industrial Rafael de Andrés Seco

Rafael de Andrés Seco | Reinosa | 24/01/2020

Reducir el tamaño de la letraAumentar el tamaño de la letra

1 - INTRODUCCIÓN

Podría pensarse que a estas alturas ya se ha dicho y escrito casi todo sobre las pasadas inundaciones del 19 y 20 de diciembre en nuestra comarca de Reinosa. Sin embargo, creo que aún deberían clarificarse algunas cuestiones al respecto, motivo de este breve trabajo, orientado a interpretar los datos numéricos que dispongo sobre los hechos.

Durante el pasado Pleno del Ayuntamiento de Reinosa, celebrado el 2 de enero, el Grupo Municipal del PSOE exponía su propuesta sobre las inundaciones, donde presentaba diferentes datos relacionados. Así, la propuesta indicaba que entre las 4 h y las 11 h de la mañana del jueves 19 de diciembre el caudal del embalse del Ebro pasó de 343 Hm3 a algo más de 349, y que el Híjar pasó de 0,59 m de altura de nivel del agua en la medianoche del miércoles a 1,94 m a las 10 h de la mañana del jueves, llegando a las 8 de la tarde de ese día a los 2,45 m. Estoy de acuerdo con esos datos, que quedan confirmados en los registros históricos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Pero como sabemos por trágica experiencia, la situación más crítica se producía precisamente después de las 20 h del día 19, que para efectos de cálculos podemos extender unas 10 horas, es decir, hasta las 6 h del día 20. Ése será el intervalo de tiempo que tomaré de referencia para analizar los datos numéricos de la CHE y que intentaré relacionar con las inundaciones de la comarca.

2 - EL INCREMENTO DEL VOLUMEN DE AGUA DEL PANTANO DEL EBRO

El GRÁFICO 1 representa la evolución del volumen de agua almacenada en el Pantano del Ebro durante el pasado mes de diciembre. Se evidencia el brusco incremento del volumen del embalse que se produjo entre los días 19 y 20, motivado por el desnieve, las riadas y la lluvia.

El GRÁFICO 2 es una ampliación visual del GRÁFICO 1. Su zona central representa la evolución del volumen de agua del Pantano durante el intervalo de tiempo que hemos considerado: de las 20 h del día 19 hasta las 6 h del día 20 (1). Durante esas 10 fatídicas horas el Pantano pasó de ocupar 352,4 Hm3 a 371,5 Hm3, es decir, se produjo un incremento de nada menos que 19,1 Hm3, a razón de casi 2 millones de m3 a la hora ó 530 m3/s (2). Para hacernos una idea de lo que representa esa cantidad, en 2017 el Gobierno de Cantabria pedía al Ministerio de Medio Ambiente y a la CHE 7 Hm3 de agua del Pantano del Ebro para completar el abastecimiento durante ese verano de Santander (5 Hm3) y de otras poblaciones costeras de la región (los 2 Hm3 restantes). Esos 7 Hm3 de suministro equivalen a la cantidad de agua que ha visto incrementada ahora el Pantano, durante las inundaciones, en menos de 4 horas (3). Otro símil ilustrativo: manteniendo el ritmo de volumen de agua que realmente recibió el embalse (de 19,1 Hm3 durante 10 horas, del 19 al 20 de diciembre), se habría llenado un Pantano del Ebro, supuesto iniciamente vacío, al cabo de sólo 12 escasos días, es decir, al terminar el año 2019. La comparación tal vez más relevante sea ésta: los 19,1 Hm3 de agua que recibió el embalse, en las 10 horas, superan a la cantidad registrada y distribuida en toda la red hidráulica de Cantabria, por término medio, durante 5 meses del año 2016 (45,5 Hm3 en todo el año); ese tiempo se elevaría a 7 meses si sólo considerásemos la distribución en hogares de Cantabria (32,8 Hm3/año, según el INE) (4).

Volviendo a la interpretación del GRÁFICO 2, la línea roja inclinada que he calculado y trazado corresponde a la recta de regresión que mejor se ajusta a las posiciones de los volúmenes registrados cada 15 minutos por la CHE, para las 10 horas consideradas, con un excelente coeficiente de correlación (R2 = 0,943 sobre 1). Se observa que después de las 6 h del día 20, el volumen embalsado siguió incrementándose, pero ya no a tanta velocidad como en las 10 horas precedentes, lo que venía a coincidir con la fase de declive de las riadas.

3 - LAS APORTACIONES DE AGUA AL PANTANO DEL EBRO

Llegados a este punto se nos plantea la siguiente cuestión: ¿cómo se distribuyeron las aportaciones de agua que explican el fuerte incremento del volumen del Pantano durante las inundaciones? Podemos considerar que los 19,1 Hm3 de incremento en las 10 horas tienen la siguiente procedencia: aguas fluviales de los turbulentos ríos Híjar, Izarilla y Ebro, aportaciones menores de otros arroyos de la cuenca y la lluvia caída sobre el propio embalse; todo ello fue favorecido por el rápido desnieve producido por rachas de viento sur de más de 100 Km/h. No es fácil discriminar las aportaciones de cada una de estas variables, por lo que se trata de intentar un cálculo aproximado y estimativo.

Entiendo que la aportación más fácil de precisar es la correspondiente a la lluvia caída sobre el Pantano del Ebro, aunque no sea la más importante. Si bien la lluvia fue variable durante los días 19 y 20, podemos considerar a partir de la información existente una media de precipitaciones de 110 l/m2 y día (5), lo que viene a suponer poco más de 45 l/m2 en las 10 horas de inundaciones. Conociendo la superficie del Pantano, no es difícil calcular el volumen que aportó la lluvia directamente sobre el mismo: 2,75 Hm3, equivalente al 14% del total incrementado (19,1 Hm3).

Más complicado es determinar la cuantía de cada aportación del Híjar, Izarilla y Ebro. Los cauces de estos ríos, como sabemos, estaban desbordados durante la mayor parte de las 10 horas consideradas, por lo que los caudales reales fueron significativamente superiores a los registrados por los equipos de medida en ese tiempo.

La evolución de los caudales registrados de los ríos Híjar, Izarilla y Ebro se representan en los GRÁFICOS 3, 4 y 5, respectivamente, acotados para el intervalo de 10 horas mediante las dos líneas verticales rojas trazadas. Se observa que en todos los casos el máximo caudal se registró sobre las 2 h de la madrugada del día 20. Pero como se ha indicado, estos caudales registrados en los gráficos son apreciablemente inferiores a los caudales reales, debido a los desbordamientos de los ríos, sobre todo del Híjar y en menor medida del Izarilla. Prueba de ello es que la suma de los volúmenes de agua calculados a partir de los caudales teóricos de los tres ríos, durante 10 horas, queda muy por debajo del volumen realmente incrementado en el Pantano (6). Falta en el cálculo la cantidad de agua que precisamente se desbordó de los cauces de los ríos, inundando calles y campos, y que no controlaron los medidores de caudal.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, he elaborado un esquema representado en la TABLA 1, con datos de la procedencia de las aportaciones de agua al Pantano del Ebro, siempre con carácter orientativo, que se produjeron desde las 20 h del día 19 hasta las 6 h del día 20. En la misma se muestra una estimación del caudal medio (que no máximo) y el % de la participación de cada uno de los elementos de aportación.

4 - UNA CONSIDERACIÓN FINAL

Como he indicado, en este breve trabajo he pretendido mostrar una interpretación de los datos numéricos accesibles relacionados con las pasadas inundaciones en la comarca de Reinosa. En todo caso, es imprescindible que la Confederación Hidrográfica del Ebro realice, cuanto antes, un informe oficial sobre las inundaciones, donde documente con detalle los hechos acontecidos, analice las causas, aplique medidas inmediatas y establezca las acciones correctoras necesarias para evitar que catástrofes como ésta puedan repetirse en un futuro.

 

Notas

1.-La forma de "diente de sierra" que se observa en el gráfico es debido al viento que produce un cierto oleaje, el cuál genera ligeras oscilaciones en la medida del sensor que toma los datos.
2.-Otro buen argumento para intentar conseguir la declaración de zona catastrófica o equivalente.
3.-https://www.vivecampoo.es/noticia/diaz-tezanos-asegura-que-abastecimiento-agua-cantabria-verano-garantizado-12225.html
4.-https://www.ine.es/prensa/essa_2016.pdf
5.-La Confederación Hidrográfica del Ebro ha declarado entre 100 y 130 l/m2 y AEMET, en su Boletín de diciembre, 95,2 l/m2 en Nestares, entre los días 19 y 20 de diciembre, por lo que 110 l/m2 es un valor medio razonable.
6.-Por otra parte, el tiempo de desfase entre los controles de los caudales de los ríos y del volumen del Pantano es despreciable, debido sobre todo a la cercanía de los mismos y a la elevada velocidad de circulación del agua.

RAFAEL DE ANDRÉS SECO
Ingeniero Técnico Industrial

Enero de 2020

 

Categorías:

Enviar noticia
Vive Campoo | Noticias, fotos, vídeos, turismo, servicios

El corazón de Campoo. Noticias, fotos y vídeos
© Objetivo 35 milímetros, S.C